3 posturas de yoga para combatir la retención de líquidos y las piernas hinchadas

Posturas de yoga contra piernas hinchadas

En verano, con las altas temperaturas, es fácil sufrir de piernas hinchadas, especialmente si sueles tener retención de líquidos. Este problema que afecta en su mayoría a mujeres, se agrava cuando pasas mucho tiempo de pie y cuando no sigues unos buenos hábitos alimentarios.

Contra las piernas hinchadas y la retención de líquidos existen diversos remedios, incluido el yoga. Algunas posturas de yoga, son perfectas para mejorar la circulación en las piernas. De forma que si las practicas a diario, podrás reducir la sensación de hinchazón en las piernas. En cuanto a la retención de líquidos, estas posturas de yoga te ayudarán a combatirla.

Aunque recuerda, el ejercicio debe estar siempre acompañado de una buena dieta. Si padeces retención de líquidos, debes tomar alimentos que te ayuden en ese sentido. Como las infusiones de cola de caballo, la piña, la cebolla, las pipas de calabaza sin sal o las ciruelas, entre otros muchos alimentos. Una buena dieta junto con la práctica de estas posturas de yoga, te ayudará a mejorar el aspecto y la salud de tus piernas.

Yoga para aliviar las piernas hinchadas

El yoga es uno de los más completos y beneficiosos ejercicios que se pueden practicar. Además de mejorar la salud a nivel interno, se fortalece la musculatura de todo el cuerpo, mejora la circulación de la sangre y reduce los niveles de estrés, entre otros muchos. Estas posturas de yoga que te dejamos a continuación, son perfectas para combatir la retención de líquidos y las piernas hinchadas.

Las piernas en alto

Yoga: piernas en alto

Esta es la mejor postura de yoga para reducir la hinchazón de las piernas, ya que permite que la sangre circule mejor a través de las extremidades. Para hacer esta postura, debes tumbarte sobre una esterilla y colocar las piernas contra una pared. Necesitarás un cojín para realizar la postura correctamente. Cuando tengas las piernas en alto, debes levantar las caderas y la parte baja de la espalda, coloca el cojín bajo las lumbares para sostenerlas.

Coloca los brazos estirados hacia los lados, con las palmas abiertas hacia arriba. Para que esta postura de yoga cumpla con la función que se busca, debes mantenerla durante al menos un minuto o dos. Siempre manteniendo las piernas rectas y en alto.

Postura el gran ángulo

Yoga, el gran ángulo

Con esta postura además de mejorar la circulación de las piernas, se fortalecen las pantorrillas y ayuda a reducir el dolor de cabeza. Colócate de pie sobre una esterilla con las piernas abiertas más de un metro y con las puntas de los pies mirando hacia el frente. Ve inclinándote hacia adelante poco a poco, mientras vas soltando el aire. La espalda debe mantenerse recta y las caderas en un ángulo de 90 grados.

Estira tu cuerpo lentamente hasta que las palmas de tus manos toquen el suelo, alineadas con los pies. Relaja el cuello y la cabeza mientras respiras, para que tu cuerpo responda y puedas realizar el ejercicio correctamente. Tu cabeza, la coronilla concretamente, debe estar lo más cerca del suelo que te sea posible. La practica es esencial en el yoga, cuanto más practiques mejor podrás realizar las posturas.

La postura del perro hacia abajo

Postura de yoga

Esta es una de las posturas de yoga más conocida, la que simula una V invertida. Para realizar esta postura de yoga, debes apoyarte en las manos y en los pies, formando con tu cuerpo una V al revés. Comienza de pie sobre la esterilla, con las piernas abiertas con la anchura de las caderas. Inspira profundamente y lleva los brazos hacia arriba, como si quisieras tocar el techo.

Ahora, ve soltando el aire e inclínate hacia adelante, flexionando la cadera hasta que las manos te lleguen al suelo. Una vez en esta posición, lleva las piernas un paso hacia atrás y eleva las caderas hacia arriba. La cabeza debe estar relajada, siguiendo la línea recta con la columna vertebral. Por último, lleva los talones hacia el suelo todo lo que puedas, aunque no llegues a apoyarlos totalmente. Mantén esta postura durante 5 respiraciones completas.

Con la práctica diaria no solo podrás combatir la retención de líquidos y las piernas hinchadas, todo tu cuerpo se verá beneficiado. Poco a poco podrás realizar las posturas con mayor facilidad y si te animas, en este enlace te dejamos algunas más para que continúes con este entrenamiento tan beneficioso.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.