3 mascarillas con kiwi para decir adiós a la piel grasa

Tener una piel cuidada y perfecta libre de arrugas es el sueño de muchas personas, y para conseguirlo no solamente hay que estar sanos por dentro, sino cuidar nuestra piel también desde fuera. Cada vez se lanzan nuevos tratamientos de cosmética que nos ayudan a tener una piel cuidada en el día a día con el mínimo esfuerzo. Hoy vamos a poner nuestro pequeño granito de arena con 3 mascarillas que te ayudarán a decir adiós a la piel grasa gracias a las propiedades de un alimento básico en nuestra dieta. El kiwi.

El Kiwi es una fruta muy rica en vitamina C que además de ayudarnos con su ingesta desde dentro, si sabemos utilizarlo en nuestra piel, también nos dará unos beneficios que ni imaginamos.

La vitamina C es un estimulador de la producción de colágeno que nos ayuda a mantener la piel mucho más elástica. Además contiene Vitamina B que nos aporta otro tipo de nutrientes necesarios para nuestra piel. Además el uso del Kiwi en su forma cutánea, tiene altas propiedades astringentes que nos ayudan a decir adiós a las impurezas y el exceso de grasa en la piel. ¡Como puedes ver es un alimento 10!

3 mascarillas que podemos hacer con kiwi

  1. Necesitaremos un Kiwi y dos cucharadas de yogur natural, que aportarán vitaminas a nuestra piel. Empezaremos pelando el kiwi y lo batiremos junto con el yogur natural en una batidora hasta obtener una pasta compacta.Cuando tengamos la mezcla lista, la aplicaremos en el rostro a través de un suave masaje. Tras 15 minutos la retiraremos con agua. Después utilizaremos nuestra crema hidratante habitual para terminar el proceso.
  2. Necesitaremos 1/4 de cucharadita de zumo de limón, 1 kiwi y 1 clara de huevo. Empezaremos Extrayendo el zumo de un limón, y pondremos en un recipiente, el kiwi en trozos, totalmente pelado, el zumo del limón y una clara de huevo y lo batimos todo. Aplicamos sobre la cara y la dejamos actuar unos 10 minutos. Después retiramos con agua fría. Terminamos con nuestra crema hidratante habitual.
  3. Necesitaremos 1 kiwi pelado, agua caliente y un chorrito de vozka. Pelamos el kiwi y lo trituramos. Añadimos un vaso de agua caliente y dejamos reposar la mascarilla antes de aplicarla 30 minutos. Pasado ese tiempo, colamos el resultante y le añadimos una cucharada de vozka. Removemos bien y dejamos reposar 5 minutos. Después aplicaremos el jugo resultante en el rostro y lo dejamos reposar 15 minutos. Aclaramos y terminamos con nuestra crema hidratante habitual.

Como ves, es muy sencillo decir adiós a la piel grasa.

En Deguapas: Tres mascarillas caseras para cuidar tu piel en verano.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *