3 ideas sencillas de peinados para el trabajo

Peinados rápidos para ir a trabajar

Seguro que a todas nos pasa que nos levantamos con el tiempo justo. En ocasiones las sábanas se pegan más de la cuenta y el tiempo se nos echa encima. Todavía nos queda ducharnos, desayunar y arreglarnos el pelo. Demasiadas cosas juntas, así que hoy vamos a hacer que una parte sea más llevadera con estos peinados para el trabajo.

Porque si ya de por sí nos levantamos más que dormidas, no es cuestión de pensar qué tipo de peinado nos vamos a hacer para acudir a trabajar. Lo que siempre necesitaremos, sea el trabajo que sea, es estar lo más cómoda posible y que el cabello no nos estorbe delante de la cara. ¡Aquí tienes estas tres ideas para el resto de la semana!.

Los peinados triunfadores cuando hablamos de comodidad y como no, de sencillez, son las coletas. Sabemos que con ellas y sus diversos estilos, siempre conseguiremos un resultado estupendo para cada día de la semana. Por un lado, la coleta alta es una de nuestras mejores aliadas. Para ello, debes de peinar bien el cabello hacia atrás. En este caso, siempre puedes cardar un poco la zona superior para luego recoger todo ello en una coleta.

Eso sí, si quieres ocultar la goma de la misma, sujeta dos mechones que estén más hacia fuera y rodea con ellos la base de nuestra cola de caballo. Siempre nos ayudaremos de unas horquillas para sujetar bien nuestro resultado final. Por otro lado, puedes optar por una coleta baja y para ello, debes de dejar sueltos dos mechones laterales, uno a cada lado mientras hacemos una coleta con el cabello restante.

Ahora es el momento de cruzar dichos mechones por encima de la base de la coleta. Los colocamos hacia la parte interior de la misma y es aquí donde debemos de asegurarlos con horquillas. Sencillo, ¿no?, pues el tercer peinado no se queda atrás. En esta ocasión optamos por un semi-recogido que haremos con dos mechones enroscados sobre sí mismos. Los cruzamos en la parte trasera y los unimos enroscándolos de nuevo para formar una sola coleta. Ahora solo tenemos que hacer un nudo con ella. Si no te sale bien, haz la coleta y luego un moño clásico.

Imágenes: www.fitnessmagazine.com, www.manoslindas.com, treasuresandtravelsblog.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *