3 ideas fáciles para crear tus propios colgantes de arcilla

En este tutorial te enseño 3 ideas para que puedas crear de forma fácil colgantes de arcilla o con la pasta de modelar que más te guste o te sea más fácil de conseguir y utilizar. Si no has utilizado nunca arcilla no te preocupes, porque son pasos muy básicos que podrás hacer sin ningún problema.

Materiales

Para hacer las 3 ideas de colgantes, como ya has podido leer, necesitarás arcilla o pasta de modelar. Además, vamos a emplear también los siguientes materiales:

  • Alambre plano
  • Barniz de acabado cerámico
  • Rodillo
  • Pintura acrílica
  • Pincel
  • Punzón
  • Cuchilla
  • Texturizador
  • Alambre redondo
  • Abalorios

Paso a paso

Échale un vistazo al siguiente vídeo tutorial en el que te muestro el paso a paso de los 3 colgantes de arcilla. Seguro que te inspiran para crear los tuyos y personalizarlos con la forma y los colores que más te gusten.

Los puedes hacer para ti misma, para regalar o incluso para vender. Son resistentes, especialmente si los haces con porcelana fría o con arcilla polimérica. Además, los pasos son aplicables también a anillos, pendientes y pulseras, así que deja volar tu imaginación y crea la bisutería que tú quieras. Son rápidos de hacer, pero te dejo a continuación el paso a paso de los tres colgantes para que no se te olvide nada y los puedas hacer tú mismo.

Colgante marmolado

Este colgante tiene un alambre por todo el borde que le aporta un toque elegante. El dibujo marmolado queda original y lo hace exclusivo, no habrá otro igual.

Moldea el alambre plano y dale la forma que quieras, añadiendo un agujero por donde pasará la cadena del colgante. Alisa la arcilla con un rodillo y córtala con el alambre ya moldeado, como si éste fuese un cortador. Deja que la arcilla seque dentro del alambre. Cuando esté seca aplica pintura acrílica dejándola caer por partes con los diferentes colores. Para darle el toque marmolado muévela un poco con un palillo o punzón. Cuando la pintura esté seca aplica barniz de acabado cerámico para darle efecto brillante o cristalino.

Colgante texturizado

Este colgante cambia mucho dependiendo de la textura que utilices. Debes alisar la arcilla y marcarla con el texturizador antes de que la cortes. Corta el colgante con la forma que más te guste. Déjale un hueco para la cadena del colgante.

Cuando haya secado la arcilla, debes pintarla con pintura acrílica. Deja secar esa pintura base y frota el relieve con pintura metalizada. Barnízalo para proteger la pieza.

Colgante con incrustaciones

Este modelo modelo suele ser más casual, aunque dependiendo de la forma y los acabados puedes hacerlo más elegante.

Debes crear un círculo de arcilla y abrir el agujero para introducir la cadena. Con ayuda de un punzón marca las líneas donde irá situado el alambre y algunos puntos donde irán las piedrectias o los abalorios. Cuando la arcilla esté seca puedes pintarlo. Una vez pintado, pega el alambre y los abalorios en los huecos que has hecho. No te olvides de aplicar el barniz del acabado que más te guste, hará que el colgante quede protegido y dure más.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.