3 herramientas para combatir el miedo al fracaso

Miedo al fracaso

La mayoría de las personas deja de hacer cosas en su vida por el miedo al fracaso. Una sensación que te paraliza, que te hace desconfiar de tus propias capacidades y te limita para avanzar. Sentir miedo a fracasar, a no dar la talla, a no ser capaz de hacer algo, es normal y muy habitual. Lo que no significa que uno deba resignarse por ello, ya que existen herramientas con las que puedes combatir ese problema.

Porque siempre, en cualquier caso, va a ser mucho mejor haberlo intentado aunque no se obtenga un buen resultado, que dejar de hacerlo por el mero hecho de sentir miedo al fracaso. Enfrentarse a esas situaciones que asustan es fundamental para superarlas. Porque la vida está llena de momentos que dan miedo, pero esquivarlos no es la solución, es tan solo un parche que puede llevarte a sufrir diversos trastornos emocionales.

Ceder al miedo al fracaso, causa de trastornos mentales

Falta de autoestima

La falta de autoestima es una de las principales causas de miedo al fracaso, pero a su vez, es una consecuencia del mismo. Es una ruleta sin fin, porque la falta de confianza en ti mismo te lleva a no hacer cosas por el temor de no hacerlas bien. Cuando esto ocurre, la culpa, el sentimiento de no ser capaz, de no valer nada, aumentan la falta de autoestima.

Todo ello puede convertirse en un problema emocional importante. Primero dejas de hacer cosas que te gustan porque te da miedo no hacerlas bien. Después, dejas de conocer gente y establecer relaciones por el temor a que se terminen y sufrir el desamor. Más tarde pierdes oportunidades laborales por el miedo de enfrentarte a situaciones desconocidas. Y al final, tu vida pasa sin que seas capaz de hacer cosas que te gustan solo por no saber vencer el miedo a fracasar.

Herramientas que te ayudan a pelear contra el miedo al fracaso

Pelear contra el miedo al fracaso es una cuestión de trabajo individual. Nadie tiene una varita mágica con la que eliminar la falta de confianza. Pero sí que tienes en tu mano la posibilidad de mejorar tu autoestima y tu capacidad para gestionar la frustración. Porque estas son las herramientas que necesitas para transformar un error en una nueva oportunidad.

Cuando una puerta se cierra, otra se abre

Obtener un mal resultado no es más que una nueva oportunidad para empezar de nuevo y hacerlo mejor. Rendirte después de una negativa no te aporta nada. Sin embargo, si tras un fracaso eres capaz de ver que tienes por delante una nueva opción, tendrás en tu mano la capacidad de mejorar y vencer ese temor a no lograr el éxito. Porque este, no es más que una sucesión de pequeños esfuerzos diarios.

Con cada prueba adquieres conocimientos

En vez de valorar un fracaso como una pérdida, piensa en todo lo que este te aporta. Todo lo que has aprendido en el camino te llevan a realizar un mejor trabajo. Los errores te permiten eliminarlos con la siguiente prueba y con ello, tienes la capacidad de lograr el éxito.

Valora cada una de tus pequeñas victorias

Es posible que el resultado final no sea el que esperabas, pero con seguridad, en el camino habrás logrado pequeñas victorias. Para vencer el miedo al fracaso es fundamental que tú mismo aprendas a valorar esas victorias, porque de ello depende que en el siguiente intento mejore el resultado. Tus pequeños éxitos se convertirán en un gran logro con tu esfuerzo, la constancia y el tesón, cualidades que se pueden trabajar porque no son innatas.

Qué es el miedo

Qué es el miedo

Para vencer el miedo es fundamental saber qué es y cómo trabajar en ello. El miedo es una emoción primaria, como lo es la alegría o la tristeza. Esta emoción sirve para reaccionar ante situaciones de peligro con las que poder adaptarnos al entorno. Por lo tanto, se trata de una emoción básica del ser humano que nos permite la supervivencia. Por ello, en lugar de valorar el miedo como una sensación negativa, hay que aprender a darle el valor que tiene como emoción. Porque tu mismo miedo, te protege, pero también te da la oportunidad de probarte y dar lo mejor de ti mismo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.