3 ejercicios para combatir la flacidez de brazos en casa

Ejercicios para la flacidez de los brazos

Con el paso de los años el cuerpo pierde elasticidad, especialmente en determinadas zonas. En el caso de las mujeres, los brazos son una de esas zonas conflictivas. La única manera de evitar que la piel de los brazos pierda elasticidad es realizando ejercicios específicos para trabajar estos músculos. Ejercicios que puedes realizar fácilmente en casa, con materiales fáciles de encontrar y con una sencilla rutina de entrenamiento semanal.

Si nunca has pensado en tus brazos y ahora estás viendo cómo el paso del tiempo hace mella en ellos, no te preocupes ya que estás a tiempo de poner remedio. Ya que según indican los expertos, la musculatura de los brazos es muy agradecida y con un poco de esfuerzo enseguida se disfrutan de buenos resultados. Estos son algunos ejercicios específicos para combatir la flacidez de los brazos en casa.

Ejercicios para reducir la flacidez en los brazos

La constancia es fundamental cuando se trata de mejorar el físico a través del ejercicio. Porque los resultados no son inmediatos y sin constancia nunca llegarán a ser visibles. Para conseguir que el esfuerzo se traduzca en recompensa, debes hacer ejercicio de forma regular, seguir una rutina específica en base a tus necesidades y por supuesto, seguir una buena alimentación.

Además, no te debes olvidar de hidratarte correctamente. Por último, recuerda que la flacidez se debe a la pérdida de colágeno y elastina, además de los cambios hormonales como el embarazo o la menopausia. El consumo de suplementos de colágeno, así como alimentos ricos en esta sustancia, te ayudarán a conseguir resultados en un menor periodo de tiempo.

Bíceps con botellas de agua

Combatir la flacidez de los brazos

Para hacer este ejercicio puedes utilizar unas sencillas botellas de agua de medio litro. Aunque si realmente vas a trabajar en la musculatura de tus brazos para deshacerte de la flacidez, deberás invertir en unas pequeñas mancuernas. Este tipo de material es fácil de conseguir, no son caras y puedes guardarlas cómodamente en cualquier rincón.

Colócate de pie con la espalda bien recta, los brazos estirados y las mancuernas en las manos. Las palmas de las manos deben mirar hacia adelante mientras sostienen las mancuernas o las botellas de agua. Flexiona un brazo hacia el pecho, hasta que quede en paralelo al tronco. Baja el brazo mientras realizas el mismo movimiento ahora con el otro brazo. Realiza 2 series de 10 repeticiones con cada brazo.

Flexiones en silla

Para hacer este ejercicio necesitarás una silla que tenga bastante peso o apoyarla en la pared para evitar accidentes. Coloca las manos apoyadas sobre el borde del asiento, estira las piernas hacia atrás y con la espalda estira y los pies apoyados en las puntas, comienza el ejercicio. Con los brazos flexionados tienes que levantar el tronco y bajar. Repite el ejercicio unas 10 0 12 veces en cada serie.

Subir y bajar en planchas para la flacidez de los brazos

Plancha abdominal para fortalecer los brazos

Las planchas son de entrada uno de los ejercicios más completos, en el que se trabajan un montón de músculos de todo el cuerpo. Si además realizas una ligera variación, tendrás un ejercicio perfecto para combatir la flacidez de los brazos. El ejercicio consiste en subir y bajar los brazos desde la posición de plancha. Coloca los antebrazos en el suelo y por orden ve subiendo, apoyándote en las manos, mientras realizas el sube y baja con los brazos.

Con estos ejercicios podrás tonificar los músculos de los brazos y lucirlos perfectos cuando vuelva la temporada de calor. Hasta entonces, introduce estos ejercicios en tu rutina de entrenamiento de forma paulatina. A medida que vayas cogiendo forma tendrás que ir aumentando las repeticiones. Tu propio cuerpo te avisará cuando necesites aumentar.

También es importante seguir una buena dieta con la que perder grasa en caso de que tengas sobrepeso. Combina la pérdida de peso con los ejercicios específicos para los brazos, así como una buena rutina de entrenamiento. De esta forma, a la vez que pierdes peso tu cuerpo se va fortaleciendo. Con lo que en pocos meses te verás más delgada, tonificada y lo que es más importante, más saludable.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.