2 consejos para recuperarse de la codependencia

codependencia en las relaciones

Si alguna vez has sufrido de codependencia sabrás que es como una adicción psicológica que te hace ser dependiente emocionalmente. La codependencia surge cuando dos personalidades psicológicamente adictas establecen relaciones interpersonales. Pero, ¿cuál es el origen real de este problema? Las personas que son psicológicamente adictas pueden haber sido criadas en familias disfuncionales  con malos hábitos de crianza y un ambiente psicológico desfavorable para el buen desarrollo de un niño o niña.

La mente de los niños es muy sensible al estrés constante, al abuso emocional y a la falta de respeto. Cuando los niños tienen entre 2 y 3 años entran en una nueva etapa de desarrollo psiocológico y es cuando se vuelven independientes o no. El ego enseña a los niños independientes a asumir la responsabilidad de sus acciones, a expresar sus sentimientos y a poder manejar el miedo, la ansiedad y controlar su comportamiento. Los niños que no pasan por esta etapa de desarrollo seguirán dependiendo de sus padres o de otras personas.

La codependencia es tratable y la recuperación se dará antes o después dependiendo de tu deseo por cambiar tu vida. Espero que estas técnicas y consejos te ayuden a romper lazos emocionales que sólo te causan daño y que no dure mucho tiempo en tu vida. A continuación te muestro algunos conejos para superar la codependencia.

codependencia en las relaciones

Define límites emocionales

Para poder tener libertad emocional y confianza en ti misma deberás definir límites emocionales. El tiempo no ayuda cuando se trata de problemas psicológicos, incluso puede hasta intensificar el problema, si no haces ningún intento por cambiar tu vida, tu forma de pensar, tus actitudes o protegerte ante tus miedos y adicciones, de nada servirá que pase el tiempo.

Todas las personas que sufren de codependencia no saben poner límites emocionales y esto los hacen demasiado sensibles y mentalmente vulnerables. Si te sientes responsable o con sentimientos de culpa por los demás o por lo que los otros puedan pensar, deberás establecer límites emocionales por tu bienestar emocional.

¿Quieres saber cómo hacerlo? Tan sólo tendrás que dibujar una línea imaginaria entre tu persona y el dolor, tus necesidades, los dilemas y los sufrimientos de los demás.  No dejes ni permitas que los demás vuelquen sus emociones en ti porque es muy negativo absorber la negatividad de los otros. Recuerda que tus padres y tus familiares no son una excepción. Haz saber a todo el mundo que les puedes apoyar, respetar y quererles siempre pero que no les vas a permitir que te pasen sus conflictos internos. ¡Se acabó!

Sé una autónoma emocional

En lugar de colocar la confianza en otra persona, lo mejor que puedes hacer es convertirte en autónoma de tus emociones e independiente en todos los aspectos. A menudo se cree que la codependencia emocional es la consecuencia de la dependencia económica. En las familias más autoritarias, los padres limitan las oportunidades a los hijos controlando el dinero. Muchas mujeres codependientes que no quisieron combinar la vida laboral y la familiar, les resulta difícil dar un paso hacia la independencia… porque son totalmente dependientes económicamente de sus pareja… esto se llaman cadenas emocionales e invisibles.

codependencia en las relaciones

Si no sabes cómo romper con estas cadenas debes dar prioridad a tu independencia financiera y empezar a trabajar por tu cuenta para poder tener tu propia economía. Eres una persona libre e independiente, y esto te ayudará a sentirte mucho mejor contigo misma, aumentarás tu autoestima y aumentará tu resistencia al estrés, a la crítica social y  a las manipulaciones emocionales, ¡prueba y verás!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *