12 Trucos para dejar de fumar

Con el año nuevo llegan nuestras resoluciones y propósitos más anhelados. El comienzo del año da lugar a un nuevo capítulo en nuestras vidas y todos queremos hacer lo mejor de él. Uno de los propósitos más comunes y sin embargo, también uno de los más difíciles de cumplir, es dejar de fumar.

Nos gustaría desearte un muy feliz año nuevo y ayudarte con algunos de los mejores trucos para que puedas cumplir tu resolución de dejar de fumar. ¡Esta año si que sí! 

Encuentra tu motivación

Lo primero que debes tener claro si quieres dejar de fumar es que no será fácil, por lo tanto, cuanta más motivación y  cuanto más personal sea, más fuerte serás y te será más sencillo seguir sin caer en las tentaciones. Ya sea por disminuir el riesgo de enfermar de cáncer de pulmón y otras enfermedades cardíacas, para evitarle la exposición al humo de a familia o simplemente por verte con un aspecto más joven, elige tu objetivo y no lo pierdas de vista.

Prepárate de antemano

Dejar de fumar es cosa seria, ya que el tabaco es una droga que crea adicción, tu cerebro está enganchado a la nicotina. Si pretendes dejarlo así sin más, lo más probable es que sufras de síndrome de abstinencia y se te haga todo demasiado cuesta arriba. Por eso lo más conveniente es que hables con tu médico y te informes bien acerca de todas las herramientas que pueden ayudarte a llevarlo mejor.

Díselo a tus familiares y amigos

Cuéntales a tu familia y a tus amigos más cercanos tu deseo de dejar de fumar. No sólo te dará motivación, ya que no querrás rendirte tan fácilmente para no decepcionarles, si no que además así podrás recibir su apoyo. Incluso es probable que alguien se apunte a dejar de fumar contigo.

Reemplaza tu dosis de nicotina

Para ayudar a combatir el síndrome de abstinencia, que puede producirte dolor de cabeza y alterar tus nervios entre otros síntomas, sería buena idea que probaras a utilizar chicles o parches de nicotina. Consulta con tu médico cuál es la mejor opción y dosis para ti.

Bebe mucha agua

Beber agua te ayudará a eliminar toxinas y purificar tu organismo. De esta forma lograrás reducir el período de síndrome de abstinencia. Si no te gusta demasiado beber agua, puedes optar por otras bebidas siempre que sean sanas, en especial el zumo de uva es muy efectivo.

Come mucha fruta y verdura

Dejar de fumar puede producir ansiedad y esto derivar en querer picotear todo el tiempo. Aprovecha la oportunidad para empezar a comer más fruta y verdura. Además de ser un hábito mucho más sano, te dará una sensación de saciedad que te ayudará a calmar tus ansias.

Evita las situaciones de estrés

Una de las cosas que hace al tabaco tan adictivo, es que produce un profundo estado de relajación. Por eso, cuando dejamos el tabaco, necesitamos alejarnos de las situaciones de estrés en la medida de lo posible. Distráete con tus amigos, escucha música relajante, date un masaje, lo que mejor te funcione.

Ten cuidado con las tentaciones

Muchas veces fumamos mientras hacemos otras cosas, y de esta manera nuestro cerebro termina asociando nuestras acciones y creando situaciones de mayor tentación. Por ejemplo, mucha gente fuma mientras bebe alcohol o café, si es tu caso, debes tener mayor cuidado en esos momentos.

Elimina el olor a tabaco

Fumado el último cigarrillo, deshazte de todos los ceniceros y mecheros que tengas por casa, lava todas tus cosas que huelan a tabaco e incluso compra ambientadores para eliminar cualquier trazo de olor a cigarrillos. Haz lo mismo con tu coche si solías fumar en él. Saca el tabaco de tu vida por completo.

Haz ejercicio

Mantenerte activa ayudará a disminuir el síndrome de abstinencia. Prueba a  hacer algo de ejercicio cada vez que te apetezca fumar. No tiene que ser una actividad muy intensa, basta con que salgas a andar o incluso para pasear al perro. Además, como recompensa a tu sacrificio, conseguirás estar en mejor forma.

Date un capricho

Uno de los beneficios más inmediatos que notarás al dejar de fumar es todo el dinero que te vas a ahorrar. Aprovecha esta ventaja y utilízalo como una herramienta más en tu lucha para eliminar el tabaco de tu vida de manera permanente. Fíjate metas y date una recompensa de vez en cuando.

No te rindas

Muy poca gente deja de fumar a la primera, así que no te rindas si no lo logras al primer intento. Lo importante es que sigas intentándolo, si al principio no puedes resistir la tentación  de fumarte al menos un cigarro de vez en cuando, piensa que ya es menos de lo que consume un fumador de manera regular. Al menos ya estás en el buen camino, ¡sigue así!

 

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Deja un comentario