Sopa de calabaza con crocantes

1196113094_484.jpgIdeal para una noche de invierno. Esta receta es muy sustanciosa y nutritiva.

Ingredientes:

Calabazas con la parte superior cortada y sin semilla 1
Aceite de oliva 5 c
Manteca 2C
Sal, pimienta c/n
Cebolla picada 1 pequeña
Caldo de verduras 400 grs ( 2 tazas)
Perejil 2 C
Crema de leche 50 grs

Crocante de calabazas:

Pulpa de calabaza
Sal c/n
Tomate sin piel y sin semilla cortado en concassé 1

Preparación:

Colocar aceite de oliva en la parte interna de las calabazas y apoyarlas en una asadera con un cm de agua. Cocinar al horno a 180 º C por una hora aproximadamente, o hasta que se pueda retirar la pulpa, hacerlo con la ayuda de una cuchara dejando 1/2 cm de espesor en el borde.

Saltear la cebolla picada con manteca en una sartén. Colocarla en la licuadora, junto con la pulpa de la calabaza cocida el caldo y la crema.

Rectificar la sazón (Tendremos lista la sopa).

Rellenar la calabaza con la sopa caliente.

Crocante de calabazas:

Usando la mandolina o un cuchillo afilado cortar la parte superior de la calabaza en lonjas muy finitas. Apoyarlas en una placa anti-adherente. Sazonar. Llevar a horno 160ºC por 30 minutos (ó hasta que queden crocantes) Tener cuidado, ya que se queman muy fácilmente. Se pueden guardar en un recipiente bien cerrado, a temperatura ambiente.

Colocar una calabaza con sopa en el centro de cada plato. Decorar encima con crocantes de calabaza, y tomate concassé. Espolvorear la sopa con un poco de perejil picado. Disponer alrededor del plato algunos crocantes de calabaza.

Te puede interesar

Deja un comentario