Riesgos en el embarazo a partir de los 35

Primeros síntomas del embarazoPor diversos motivos, ya sea por trabajo o elección personal, cada vez son más las mujeres que empiezan a concebir después de los 30. La medicina ha evolucionado rápidamente en este aspecto también pero esto no elimina por completo los riesgos de un embarazo a partir de los 30-35.

Debido a esto es importante estar informada de lo que podría pasar, ya si estamos embarazadas o si estamos planificando nuestro futuro. Los riesgos que aumentan conforme es mayor la edad de la madre y las mismas son:

  • Disminución de la fertilidad: a partir de los 30 años la mujer va perdiendo progresivamente su capacidad de fertilidad, debido en su gran mayoría a problemas ginecológicos que van surgiendo con la edad. El porcentaje de éxito de las técnicas de fecundación artificial también disminuye con la edad materna.
  • Aumento del riesgo de anormalidades cromosómicas en el feto: la edad de la madre de la madre influye directamente en que las últimas reordenaciones cromosómicas que se están formando en el huevo vayan correctamente. La alteración cromosómica más frecuente es el Síndrome de Down.
  • Mayor riesgo de aparición de diabetes y/o hipertensión arterial gestacional: el riesgo se duplica a partir de los 35 años.
  • Mayor riesgo de aborto espontáneo: es directamente proporcional a la edad materna pues alrededor de la mitad de estos abortos se deben a anormalidades cromosómicas, y estas a su vez aumentan, como ya hemos dicho anteriormente, con la edad de la madre.
  • Aumenta el riesgo de otras complicaciones en el transcurso del embarazo: placentarias (placenta previa), bebe prematuro, recién nacidos de bajo peso, independientemente si la madre sufre procesos crónicos como diabetes o hipertensión gestacional.
  • Mayor riesgo de problemas durante el parto: sufrimiento fetal, una segunda parte del parto más larga y dolorosa y mayor riesgo de proceder por cesárea.

Actualmente, las mujeres que retrasan el embarazo a partir de los 35 años, suelen estar en buenas condiciones de salud, por esa razón, y junto al seguimiento especial por parte de nuestro médico que se lleva a cabo en estas futuras madres y a los cuidados básicos de toda embarazada, los riesgos de cualquier complicación prevenible o tratable disminuyen mucho.

Te puede interesar

Deja un comentario