Propiedades de la Vitamina A

La vitamina A participa en varias funciones esenciales del organismo entre las cuales está incluída la piel.

Actúa como reguladora de su normal desarrollo y se emplea para ayudar a corregir condiciones de sequedad y descamación de la misma. Su acción se relaciona con el crecimiento de tejidos epiteliales y el aumento de la función inmunitaria, así como la reducción de enfermedades infecciosas.

La vitamina A actúa estimulando la mitosis en la capa basal de la piel. Dado que las células epidérmicas surgen de las células basales, la piel aumenta su espesor y se seca cuando dichas células están desprovistas de esta vitamina. Es decir, que la vitamina A ayuda a restaurar los tejidos dañados, aumenta la renovación celular y favorece el mantenimiento de la estructura de la epidermis, interviniendo en el control de la proliferación de las células.

En el tejido conectivo, la vitamina A incrementa la síntesis de colágeno. Posee un efecto regulador sobre la formación de queratina. La vitamina A colabora con la rápida cicatrización de heridas y con la protección general de la piel.

Está demostrado que la aplicación tópica de Palmitato de Retinol determina un engrosamiento epidérmico y un aumento del contenido del colágeno y del ADN en la dermis, mejorando la rugosidad cutánea, la elasticidad y la pigmentación.

Te puede interesar

Categorías

Belleza

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

Deja un comentario