Permítete algún capricho en tu dieta…

Permítete algún capricho en tu dieta…Sin duda la parte más dura de una dieta sana es el tener que evitar muchos alimentos que nos encantan, como puede ser el chocolate, algunos alimentos fritos, las hamburguesas, etc. Sin embargo, si durante toda la semana nos venimos cuidando y respetando la dieta a rajatabla, durante el fin de semana podemos darnos algún “permitido”. Eso si, no te aproveches de esto y te comas todo, porque así aumentaras de peso otra vez. Cuando comas este “permitido” saboréalo, disfrútalo y no sientas culpas por comerlo.

Una buena dieta no debe contener alimentos grasosos o con muchas calorías, pero que sea “malo” no quiere decir que de vez en cuando podamos permitirnos el lujo de comer un poco de aquello que deberíamos evitar porque nos “engorda”. Sigue leyendo para unos pequeños trucos…

Trato de decir que si por ejemplo estamos llevando una dieta para adelgazar, una vez a la semana podemos cambiar la merienda por un pastel o por lo que te guste, ya sean galletas, chocolate, lo necesario como para hacerte recargar fuerzas mentalmente para continuar con tus objetivos y tus metas. En definitiva, un capricho de vez en cuando no te hará mal (¡No a diario!)

Recuerda que este tipo de caprichos sólo se deben permitir en este tipo de dietas, si tienes que estar absento de un alimento porque no te sienta bien o porque lo tienes restringido por enfermedad, ¡Olvídalo, ni lo pruebes! Por mucho que te tiente, recuerda que lo primero es tu salud y no debemos jugar con ella… Tampoco hay que dejar de comer por mucho que queramos adelgazar. Recuerda, para adelgazar hay que comer, y si de vez en cuando tomamos un caprichito que nos ayude, ¡Mejor que mejor!


Deja un comentario