Peras al vino tinto con canela

¿Te ha sobrado vino tinto en estas fiestas?. Pues este postre es ideal para reaprovecharlo. Las peras al vino tinto son un postre originario de La Rioja. Clásico, ligero, exquisito y muy fácil, aunque eso sí, procura que el vino sea bueno para unos resultados perfectos.

Tradicionalmente suele acompañarse con canela, pero podemos agregar opcionalmente unos toques de anís estrellado, clavos de olor, cáscara de naranja o limón, vainilla… Pongas lo que le pongas, ¡la salsa queda para chuparse los dedos!.

Ingredientes:

(Para 4 personas).

  • 4 peras poco maduras.
  • 750 ml. de vino tinto.
  • 150 gr. de azúcar blanco.
  • 1 rama de canela.
  • 1 anís estrellado (opcional).
  • 2 clavos de olor (opcional).

Preparación de las peras al vino:

Las peras tienen que estar maduras pero firmes, para que aguanten bien la cocción y no se desmoronen. Las peras conferencia son muy apropiadas para esta receta, porque se trata de una variedad con poca agua.

Pelamos las peras con la ayuda de un cuchillo o un pelador de verduras y dejamos sus péndulos. Usando un pelador obtendremos una superficie más uniforme, visualmente más bonita para lograr una mejor presentación.

En una cacerola incorporamos todos los ingredientes excepto las peras y calentamos a fuego medio. La cacerola deberá ser estrecha, lo justo para que quepan las frutas, así quedarán mejor cubiertas por el vino. Esperamos a que el tinto empiece a hervir y el azúcar de haya disuelto.

Añadimos las peras tumbadas y con una cuchara las bañamos de vino por encima. Bajamos en fuego y las cocinamos a fuego lento con tapadera unos 30 minutos, o hasta que estén muy tiernas. De vez en cuando, les daremos la vuelta y las bañaremos de la salsa de vino, para que cojan un color granate uniforme por todos los lados. Comprobaremos que están listas atravesándolas con un cuchillo, el cual deberá entrar fácilmente hasta el corazón.

Podemos servirlas calientes o conservarlas en la nevera, en su salsa, en un recipiente cerrado para consumirlas frías. Las podemos comer solas o acompañadas de nata, helado, crema pastelera, yogur o arroz con leche.

 


Categorías

Postres, Recetas

Eva Cornejo

Nací en Málaga, donde crecí y estudié, pero actualmente vivo en Valencia. Soy diseñadora gráfica de profesión, aunque mi pasión por la cocina... Ver perfil ›

Deja un comentario