Manos perfectas

Cuidado Constante

manos-perfectas.jpgConstancia, dedicación y aplicar el producto más adecuado es lo que necesitamos para lucir unas manos impecables. El trabajo diario, los productos de limpieza del hogar, el agua, los cambios de temperatura, etc., dejan su huella en esta zona del cuerpo tan importante en nuestra vida, ya que es vista como una tarjeta de presentación. Por ello es imprescindible dedicarle un tiempo todos los días para que el desgaste cotidiano no deje rastros.

Otros factores que se dejan notar son las manchas provocadas por el tabaco, el sol o la edad. Actualmente, sin embargo, existen tratamientos específicos que pueden convertir las manos más estropeadas en unas manos bellas y tersas.

Hidratación

Los síntomas más frecuentes de unas manos castigadas son la deshidratación, la sequedad, la aspereza y la rugosidad en su piel. Todos estos factores pueden provocar, además, un envejecimiento prematuro. Para ayudar a repararlas, lo más importante es la hidratación. En la actualidad existen cremas hidratantes de última generación, enriquecidas con agentes calmantes y regeneradores, que reparan y protegen las manos. Además, tienen una textura ligera que favorece su rápida absorción y no dejan rastro de grasa, como NIVEA Hand SOS, elaborada con glicerina, lípidos, Dexpanthenol y Aceite de Caléndula, que repara al instante las manos muy secas y estropeadas, dejándolas suaves inmediatamente.

Para que la crema hidratante surta todo su efecto es necesario aplicarla mediante un ligero masaje desde la punta de los dedos hasta el antebrazo, lo que nos ayudará, también, a facilitar la circulación de la sangre.

Consejos y trucos

Además de la hidratación, existen numerosos consejos y trucos muy útiles para mimar nuestras manos y poder lucirlas. En primer lugar está la higiene, en la que se debe evitar tanto el agua caliente como utilizar jabones con alto contenido en sustancias detergentes. Son preferibles los jabones que suavizan la piel; por ejemplo, los elaborados con aceite de Jojoba. Asimismo, es muy importante secar bien las manos después de lavarlas y, después, aplicar NIVEA Hand Nutritiva Intensiva Intensiva, una crema de uso diario, que se absorbe rápidamente y regenera y suaviza las manos secas. En caso de asperezas muy acentuadas es conveniente recurrir a tratamientos más intensivos como las mascarillas para hidratar, nutrir y tonificar la piel.

Es aconsejable no humedecer demasiado las manos y utilizar guantes en las tareas domésticas. Uno de los trucos más conocidos consiste en hidratar las manos, ponerse guantes de algodón –para evitar que el exceso de humedad ablande la piel– y sobre éstos unos guantes de goma. En invierno también es necesario proteger la dermis con guantes, esta vez de piel o lana.

Se recomienda aplicar una crema adecuada sobre las manos estropeadas, masajear y dormir con guantes de algodón, acciones que poseen resultados reparadores. Para ello, existen cremas específicas como NIVEA Hand Tratamiento Renovador de Noche, que está especialmente formulada para mejorar el proceso nocturno de renovación de la piel.

Un truco para ayudar a reparar las grietas consiste en hervir un apio pequeño en un litro de agua, y cuando esté templada, introducir ambas manos durante 15 minutos. Después lavar las manos y secarlas bien antes de aplicar una crema hidratante.

Asimismo, nos preocupa mucho cuando las manos comienzan a delatar el paso de los años. Pero podemos retrasar las primeras señales de envejecimiento si procuramos un cuidado constante de la piel con productos adecuados como NIVEA Hand Cuidado Reparador Q10 PLUS, una crema de rápida absorción que suaviza visiblemente las manos, previene las manchas y reduce los signos del envejecimiento.

¡Ojo a las uñas!

En unas manos cuidadas no nos podemos olvidar de las uñas. También reflejan el desgaste cotidiano, por lo que necesitan de nuestra atención. Uno de los problemas más frecuentes que suelen presentar es un aspecto amarillento; para blanquearlas podemos frotarlas con vinagre blanco o dejarlas en remojo en 250 ml de agua caliente y una cucharada de agua oxigenada dos veces por semana, durante 10 minutos. Para limpiarlas por debajo debemos emplear un cepillo de cerdas blandas y agua bicarbonatada.

Las uñas frágiles son otro de nuestros quebraderos de cabeza. Para fortalecerlas podemos dejarlas en remojo en una combinación de agua mineral y polvo de algas, o bien, frotarlas durante unos 10 minutos con una mezcla de 50 ml de aceite de oliva tibio y una cápsula de vitamina E. Consejos de Nivea para Mujeres con Estilo como vos.


Categorías

Belleza

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

Deja un comentario