La beneficios de las rutinas en los días de fiesta

La navidad y los niños

Mantener una rutina en las vacaciones no siempre es tan fácil. Pero es, sin embargo, muy importante para mantener la estructura normal del día a día tanto como sea posible y que los niños no se sientan demasiado desorientados con tantos días seguidos de fiesta y sin saber muy bien qué deben hacer. Una rutina familiar enseña a los niños a ser auto-suficientes y a cómo debe dirigirse en el entorno en el que se encuentran.

Las rutinas también ayudan a los niños a trabajar la auto-disciplina y proporciona una gran sensación de seguridad. Una rutina les ayuda a predecir lo que vendrá después y esto les hace sentirse seguros y desarrollar una buena capacidad para poder hacer frente a la vida.

A medida que los niños siguen unas rutinas son más capaces de hacer frente a los desafíos de la vida como el ir a campamentos escolares, dormir fuera del hogar como en casa de algún familiar, el no tener el juguete que quería, etc. Las rutinas les permiten repetir experiencias que les ayudarán a su desarrollo cerebral. Cuando se repiten las experiencias una y otra vez, estarán haciendo conexiones más fuertes en su cerebro, estarán creando patrones de memoria en su cerebro.

La navidad y los niños

Los cambios impredecibles que existen en la vida pueden afectar esa sensación de seguridad en el niño, y por tanto, podrían hacer que sintieran tensión y ansiedad. Muchos cambios de la vida no se pueden evitar, pero éstas se manejarán mucho mejor dentro de una rutina familiar. Un conjunto de rutinas familiares ayudará a que los niños suavicen mejor los altibajos de la vida y podrán gestionar mejor los cambios cuando se produzcan.

Los niños que provienen de hogares desestructurados, ingobernables o caóticos, no tendrán tiempo para programar  rutinas y la lucha por comprender la vida podría ser bastante complicado para los niños. Es necesario que todos los padres comprendan que el mejor momento para introducir las rutinas es antes de la edad de los 4 años. Se puede comenzar por ejemplo teniendo siempre la misma hora para cenar y para dormir, lavarse las manos antes de comer, limpiar los juguetes antes o después de jugar, etc.

Los beneficios de las rutinas en los días de fiesta

  • Ayuda a los niños a dar sentido a su mundo y a comprender que ocurrirá durante el día, algo que les permitirá cooperar, reducirán sus niveles de ansiedad y su estrés.
  • Habrán menos rabietas porque también disminuirán los sentimientos de frustración a diferentes situaciones.
  • Elimina las luchas de poder que pueden crear conflictos entre padres e hijos. Si hay una rutina, los niños entenderán que hay momentos para cada cosa y que se debe respetar.

regalos de Navidad para niños

  • Se da una estructura diaria a los hijos y esto ayudará a que sean capaces de tener un mayor autocontrol. Es posible que quieran salir a jugar, pero se enterarán de que solo podrán hacerlo cuando hayan acabado por completo toda su tarea.
  • El tiempo es un concepto difícil para que entiendan los niños porque viven en el presente y organizan sus vidas por los acontecimientos inmediatos. Cuando siempre sucede lo mismo en las fiestas gracias a las rutinas, los niños tendrán una mejor comprensión de su mundo y se sentirán mucho más seguros.
  • Las rutinas ayudan a los padres a desarrollar los momentos precisos e íntimos con sus hijos. Estas conexiones personales se convierten en hábitos que los niños pueden disfrutar y que cuando sean adultos, es probable que repitan con sus propios hijos.
  • Las rutinas también ayudan a los padres a organizar mejor los días, sobre todo los días de fiesta, por lo que podrán tener más control sobre lo que sucede.

Deja un comentario