Guía para aprovechar las liquidaciones con inteligencia

En tiempos de descuentos es posible que la tentación de los precios más bajos pueda bloquearnos a la hora de adquirir prendas que, en temporada normal, nunca usaríamos. Nosotras te revelaremos las claves para aprovechar con inteligencia las liquidaciones.

  • Saber invertir: Vestirse bien no significa gastar demasiado, sino saber elegir.shop-001.jpg Siempre es mejor gastar en una prenda de buena calidad pero de líneas clásicas que nos dure varias temporadas. Por ejemplo, un blazer de calidad y buen corte; un pantalón que te calce perfecto, una campera de cuero, un clásico vestido negro y un sweater o cardigan, entre otras cosas.
  • Aprender a combinar texturas: No sólo lo clásico está permitido en épocas de precios bajos, para modernizar el estilo, podes animarte a combinar diferentes texturas en un mismo equipo. Una remerita de modal, un blazer de pana y un jean oscuro serán ideales para el casual day del trabajo. Durante el fin de semana, podrás lucirte con una camisa de satén y un cardigan tejido con lana gruesa. La clave constituye en acompañar telas de noche con otras más versátiles.
  • Aprovecharte de los accesorios y de las prendas de moda: Siempre es posible tomar de la temporada una o dos consignas (un accesorio, un color si consideras que te sienta bien, o una prenda en el caso de que te beneficie) y adaptarlas a tu personalidad. Esto es, no lo uses tal cual lo muestran en las revistas o en el maniquí, adécualas al estilo de ropa que ya fuiste creando a partir de tus gustos personales y en función de aquello que beneficie las virtudes de tu figura. Si quieres renovar tu guardarropa estos consejos pueden darte ciertas ideas útiles.
  • Los tapados ofrecen interesantes descuentos en liquidación: Lo mejor, será que gastes en uno que puedas llevar tanto de día como de noche. También podes invertir en esos zapatos que, tal vez, no te comprarías en temporada, pero que no te arrepentirás de encontrarlos en tu placard a la hora de algún importante acontecimiento, de taco alto y hasta quizás de textura brillante. No será un gasto frívolo acompañarlos con una cartera de imitación charol, plateada, dorada, peltre o similar. Aunque prefieras las remeritas, siempre conveniente tener una camisa colgada entre las prendas de tu placard, podes elegirla con un estampado de formas y así combinarás lo clásico y lo moderno. Los pantalones de terciopelo, gamuza y hasta cuero nunca pasan de moda. Levantarás cualquier equipo con unos aros de piedras brillantes. Si te gusta usar polleras, las de satén suelen tener una caída impecable.

Para tener en cuenta a la hora de salir de compras

No es cuestión de salir de shopping a la desesperada por conseguir precios bajos, lo mejor será planificar la salida con tiempo y organización. MujeresconEstilo.com te ayuda con algunas recomendaciones:

  • Tener tiempo, estar de buen humor, relajada y tomarlo como un paseo divertido.
  • Si es posible, anotar antes todo lo que tengas usable, que te gusta y que estás dispuesta a seguir usando en próximas temporadas. Organiza la lista por prendas de arriba, de abajo y por colores. No te olvides de agregar zapatos, carteras y accesorios. Y, por supuesto, el listado de aquellos que quisieras tener y que anhelas tanto.
  • Determinar, por adelantado, el presupuesto de cuánto gastarás, más aún cuando es invierno.
  • Vestirte linda, con ropa que te haga sentir bien, sentirte mal arreglada no te alentará demasiado en esta misión. Es fundamental que la ropa y calzado que elijas sean cómodos de sacar y poner.
  • Elegir un horario (dentro de tus posibilidades) que no sea la “hora pico”, si sólo podes fuera del horario de oficina, preferí los primeros días de la semana en los que la gente tiende a salir menos. Si salís un día del fin de semana, mejor que sea bien temprano para evitar el caos.
  • Si tienes un evento importante (casamiento, entrevista de trabajo, salida importante, etc.), no esperes el día anterior para adquirir algo. Constituye uno de los errores más grandes y, por lo general, el que nos sale más caro. Tratar de que el día que salgamos a comprar no tengamos otros compromisos, primero, porque la presión del apuro nos puede jugar en contra y segundo, porque una vez que nos ponemos en “onda” se agiliza la compra y volver a empezar otro día nos llevaría el doble de tiempo.
  • Lo ideal es comprar sola, si preferís hacerlo acompañada, anda con alguna amiga que sea consciente de que está allí para ayudarte a vos y no para otra cosa.
  • Y por último, compra para el cuerpo que tenes y no para el que queres.

Deja un comentario