Gimnasia Facial

Entrenamiento de los músculos facialesGimnasia Facial

Es bien sabido que la cara es un espejo de nuestro estado físico y emocional; a veces muestra más de lo que desearíamos. No podría ser de otra manera, puesto que bajo la piel del rostro tenemos 21 músculos de la expresión, que reflejan alegría, bienestar, enfado, tristeza o dolor, pero con el correr de los años, también dejan marcas.

En otras palabras, la cara “almacena” nuestros gestos en las líneas de la expresión. Hay líneas de la risa, la preocupación o el enfado y, por si esto fuera poco, al efecto de los sentimientos hay que añadir los factores ambientales y el estilo de vida que no siempre son del todo saludables. Aun así, no te preocupes, porque la posibilidad de atenuar los signos del paso del tiempo está en tus manos.

Lo importante es ocuparse de la piel evitando el exceso de sol, ingiriendo fruta y vegetales en abundancia y bebiendo bastante agua mineral.

Otra forma de cuidar la piel del rostro consiste en practicar ejercicios faciales que ayudan a suavizar las arrugas superficiales. Aquí te los presentamos.

Comienza la mañana con la cara radiante

Para combatir el cansancio de los músculos faciales y borrar las arrugas superficiales, no hay nada mejor que hacer estos ejercicios por la mañana, cuando sigues tu rutina diaria de cuidado de la piel. Los ejercicios te ayudarán a espabilarte, y sobre todo, a suavizar el cutis, porque las series de contracción y relajación muscular no sólo estimulan los músculos sino también el tejido conectivo. Durante el “entrenamiento”, es importante mantener la contracción muscular durante 10 segundos como mínimo y repetir los ejercicios varias veces.

El ejercicio que te proponemos aquí sirve para borrar las arrugas de la frente: apoya con firmeza los dedos de las dos manos en la frente y eleva las cejas (sin ayudarte con los dedos). Mantén la contracción durante unos segundos. ¿Quieres también fortalecer los pómulos? Entonces, prueba con esto: aprieta los labios y, con ayuda de los dedos apoyados en las mejillas, estírate la piel hacia afuera. Ahora, resistiendo la fuerza de las manos, intenta fruncir los labios como si fueras a darle un beso a alguien. También te daremos un consejo para que tengas un cuello perfecto: apoya el labio inferior sobre los dientes inferiores y con los dedos de ambas manos sobre la base del labio, empuja la piel hacia arriba.

Buenos momentos

La piel de los párpados es sumamente sensible, de modo que tienden a inflamarse y arrugarse, algo que se evita con masajes en los puntos utilizados en digitopuntura para estimular el drenaje linfático facial. Presiona durante 10 segundos los puntos que se localizan en la base de los dedos (para que te des una idea, en el lugar donde los patos tienen la membrana interdigital). Después de una breve pausa, repite con la otra mano. Este ejercicio sirve para reducir la hinchazón de los párpados. Cierra los ojos y estira la piel del costado exterior de los párpados hacia las sienes.

Ahora abre los ojos, oponiéndote a la fuerza que ejercen tus dedos. Quédate así unos segundos, afloja y estira otra vez. También te diremos el secreto de un maravilloso ejercicio oriental relajante: cierra los ojos y apoya los dedos sobre los párpados. Ahora gira los ojos hacia un lado y hacia el otro. Luego, con los dedos medio y anular, date unos golpecitos suaves en la frente y los párpados superiores e inferiores, desde el ángulo interno hacia el externo del ojo. Por último, apoya los pulgares en las sienes y estira la piel hacia atrás. Repite el ejercicio unas 10 veces. Nota realizada por NIVEA para mujeres con estilo como vos!


Deja un comentario