El síndrome del nido vacío ¿qué es?

Síndrome del Nido VacíoExiste una época de la vida de algunas mujeres en que el alejamiento de los hijos las hace reflexionar sobre su lugar propio en este mundo y la validez de su proyecto de vida. Pero, ¿a qué se llama Síndrome del Nido Vacío (SNV)?

Muchas veces cuando tus hijos eran pequeños pensabas “estoy deseando que crezcan para disponer de tiempo para mi”. Pero ahora que ya crecieron y dispones de ese tiempo tan anhelado, ¿tienes ganas de volver al pasado? Tal vez piensas que en tu hogar y en tu propia vida, cuando tus hijos se fueron de casa para realizar sus propios proyectos, han dejado un hueco dificil de llenar. Esa es la sensación más natural que le pueda pasar a una madre, pero debes asumir que el adios de los hijos es una realidad universal e irreversible, pero saludable.

No todas las madres viven la marcha de los hijos de la misma forma. Los que peor suelen llevarlo son aquellas que han vivido entregadas de manera exclusiva a las tareas del hogar, pierden la presencia de los hijos y el trabajo de atenderlos, se sienten jubiladas, sin sentido. Esta situación puede traer secuelas psicológicas y físicas, como la depresión y el insomnio. Algunas madres entran en un periodo frenético, todo les sirve con tal de no quedarse solas en casa, se aturden en mil actividades.

Comenzar de nuevo te puede resultar complicado al principio, necesitas un periodo de adaptacion y poco a poco iras descubriendo nuevos intereses. Tu tiempo es por fin tuyo. Tenes muchas cosas para dar y recibir. Consulta y empeza a vivir una nueva etapa.

¿Cómo prepararse?

  • Si no tienes un empleo, considera la idea de buscar uno. O quizás algún trabajo voluntario sea mejor para ti. Un trabajo o un tiempo separado para el voluntariado te dará algo que hacer y conocerás gente nueva.
  • Si no tienes un pasatiempo, considera esa posibilidad. Toma aquellas clases de pintura que siempre postergaste por estar ocupada criando a tus hijos, o aprende a tocar el piano. Tal vez el bowling sea algo que te gustaba hacer en los tiempos de tu juventud. Lo más probable es que aún te guste, así que ve y hazlo.
  • Considera tomar clases. Cualquier tipo de clases que te resulten atractivas serán de gran ayuda para que salgas de la casa, conozcas gente y desarrolles nuevos intereses.
  • Sal con amigos. Los amigos nos ayudan a salir de varias circunstancias en la vida y te ayudarán en esto también.
  • Piensa en viajar. Ahora que los niños son mayores puedes hacer viajes cortos y eventualmente algunos largos.
  • Elige un destino para unas largas vacaciones, ese lugar adonde siempre quisiste ir, y empieza a ahorrar para ello. Esto te dará algo que anhelar.
  • Empieza a pasar más tiempo con tu pareja. Cuando los niños se van, es tiempo de volver a disfrutarse el uno al otro.
  • Deja que tus niños sigan adelante y haz tú lo mismo. No les haces ningún favor si tratas de retenerlos por no saber qué harás sin ellos. Y tampoco te haces ningún favor a ti misma.

Deja un comentario