El Feng Shui: Filosofía decorativa

El Feng Shui: Filosofía decorativaEl feng shui tiene su origen en la filosofía china, desarrollada hace más de 2.000 años. Es una corriente de pensamiento que predica que todo está relacionado entre sí: tú transmites energía a lo que te rodea y lo que te rodea te transmite energía a ti, Esta conexión entre las cosas se plasma en la energía presente en el universo.

El feng shui estudia la energía existente en el universo bajo todas sus formas. Basándose en este estudio, los especialistas del feng shui modifican los diversos tipos de energía presentes en el entorno de cada persona. La creencia es que una combinación adecuada de energía mejorará el estado de la mente y del cuerpo, y facilitará una vida en armonía con el mundo entero.

Para determinar la combinación ideal de energía, el feng shui se basa en teorías antiguas que trataban de explicar fenómenos que hoy en día entendemos mediante leyes matemáticas y físicas. Por ejemplo, la teoría del Yin Yang, que describe las fuerzas opuestas del universo, o la teoría de los Cinco Elementos, que explica todos los cambios que ocurren en el universo mediante la transferencia de energía.

El feng shui asegura que cada objeto y cada ser vivo poseen energía potencial, llamada “chi”. Esta energía se transfiere constantemente de un objeto a otro, y es ahí donde el especialista puede influir para mejorar el chi que rodea a cada persona. Este concepto de transferencia de energía tiene un reflejo en la ciencia moderna: la ley de conservación de la energía, que estipula que la energía no se puede crear ni destruir, sino solo transformar.

El mapa bagua, uno de los instrumentos más importantes del feng shui, nos permite establecer correspondencias entre las zonas de nuestra casa y los elementos fundamentales de la vida. De este modo, cuando trabajas con el mapa bagua modificas los flujos de energía que te afectan a ti mismo y a tu hogar. Según qué aspectos de tu vida quieras mejorar deberás hacer cambios en una zona u otra de tu casa.

El feng shui, ademas, cuenta con cinco elementos fundamentales del universo que son: madera, fuego, tierra, metal y agua. Uno de estos elementos crea al siguiente, que a su vez crea al siguiente, etc. en un ciclo sin fin. La teoría de los Cinco Elementos se suele aplicar a todas las manifestaciones humanas: política, ética, historia, etc. Los humanos estamos formados por estos Cinco Elementos, y por tanto, nos encontramos mejor si están todos presentes en nuestro hogar.

Te puede interesar

Deja un comentario