Cuidados en el embarazo – 2º trimestre

2º trimestre de gestación de un bebéSemana 15 a 28

En este período, vas a comenzar a descubrir el crecimiento de tu abdomen, a percibir los movimientos del bebé, podés tener contracciones (que son normales), fisiológicas y aislados especialmente si hacés actividad física, levantás cosas pesadas o si padecés estrés laboral o social. De todos modos, cualquier duda que se te presente llamalo a tu médico obstetra para informarlo y sea él quien te diga lo que tenes que hacer.

Es habitual que el flujo vaginal aumente en este trimestre por una cuestión hormonal. Las naúseas y los vómitos disminuyen o tienden a desaparecer y se incrementa la tendencia a la constipación, por una merma de la actividad intestinal que causan las hormonas.

Algunos cuidados:

En este período es probable que sientas más sed que la habitual, por lo que deberías consumir de dos a tres litros de líquido por día y no retener la orina, para no estar predispuesta a las infecciones urinarias. Además, la retención urinaria puede causar contracciones.

Es normal que la mujer embarazada sufra una anemia fisiológica en este trimestre. El médico determinará el tratamiento a seguir, pero no es para alarmarse.

Para que vos y tu bebé reciban defensas vas a recibir la vacunación antitetánica o la doble adultos (diftéria y tétanos), que son dos dosís con un mes de diferencia.

En este trimestre, las consultas al especialista son mensuales y, alrededor de las semanas 28 a 30, se realiza una ecografía para ver los datos sobre el crecimiento de tu bebé y la ubicación de la placenta.

Puede ocurrir que te sientas ansiosa, tengas insomnio o fatiga física. En este período todavía podés hacer tus actividades habituales, tanto laborales como sociales, viajes y ejercicio físico como gimnasia localizada o aquagym.

Los medicamentos sólo debés tomarlos bajo prescripción médica.

Es posible que sufras la pérdida involuntaria de orina, por compresión de la vejiga. Generalmente sucede cuando tosés o te reis porque estos movimientos aumentan la presión intrabdominal y la presión del útero sobre la vejiga. Otras sintomatologías que aparecen son la hinchazón en las piernas y el adormecimiento de los brazos por la noche. Pueden aparecerte várices debido a la presión que el útero ejerce sobre las venas, aunque su aparición está condicionada a factores hereditarios. Para evitarlas tenes que ejercitarte diariamente con caminatas suaves, sostener las piernas elevadas varios minutos diarios y tratar de no llevar una vida demasiado sedentaria, ni estar mucho tiempo de pie.

Es frecuente que en este período aparezcan calambres en las piernas, que pueden estar asociados a la falta de algún mineral (cuando ocurren son muy dolorosos). Si los sufrís podes detenerlos poniéndote de pie y presionando sobre el piso. Después, un masaje ayudará a calmar el dolor.

Por último, el segundo trimestre es una buena oportunidad para empezar a conectarte con el momento del parto, por medio del curso de psicoprofilaxis. Podes aprovechar el curso preparto como un tiempo para compartir con tu marido y tu bebé, como un modo para comenzar a cultivar ese vínculo que los hará más unidos cuando llegue el gran día del nacimiento.

El bebé se hará sentir:

La mayoría de las mujeres embarazadas sienten por primera vez a su bebé entre las semanas 16 y 22. Los movimientos iniciales pueden pasar inadvertidos por la mamá primeriza porque se parecen a un burbujeo o cosquilleo en el interior, y no se trata de las famosas “pataditas”.

Lo que empieza a sentirse como una caricia o aleteo de mariposa, irá cobrando fuerza para manifestarse también con más frecuencia.

Si consumis dulces (gaseosas o chocolates), vas a sentir al bebé como dando pequeños saltitos. Por eso, para las ecografías y monitoreos, ingerir dulces unos 20 minutos antes es un buen recurso que los médicos suelen sugerir para ver al bebé en plena actividad. Otra forma de sentir la presencia notoria del bebé es a través del hipo, movimiento rítmico y reflejo que se manifiesta a partir del 1º trimestre, incluso varias veces al día.

Los cuidados de la piel:

Un problema asosciado al embarazo es la aparición de estrías, aunque estén vinculadas con la predisposición hereditaria. Aplicar diariamente una buena cantidad de crema o emulsión con alto contenido de vitamina A, mediante masajes en las zonas más proclives (abdomen, piernas, senos) es una buena forma de prevenir su aparición.

Otra recomendación útil es preparar los pechos, desde el quinto o sexto mes, para el momento de amamantar al bebé quien, en la succión, puede provocarte lastimaduras y grietas del pezón, que resultan muy dolorosas. Una buena crema de caléndula es lo que se recomienda para masajear pezones, dos o más veces al día.

Es aconsejable consultar a tu médico obstetra sobre los ejercicios para preparar los pezones.

Características del bebé – Los movimientos fetales:

A comienzos del cuarto mes de gestación, tu bebé mide aproximadamente 13 centímetros de longitud y pesa 60 gramos. Su cuerpo cambió mucho y ya está completo y diferenciado, pero sigue teniendo una cabeza muy grande. Recién a partir de ese momento vas a poder saber si es nena o varón, a través de la ecografía.

En el cuarto mes, comienza a moldearse su cara y a tener expresiones: frunce el ceño, gira la cabeza y, a fines del sexto mes, abre y cierra los ojos.

Su mundo no es oscuro ni silencioso y la temperatura del útero es ideal. Entre el cuarto y quinto mes ya tiene desarrollado el oído externo con el canal auditivo y la cara externa del tímpano, lo que le permite oír. ¿Sabés que escucha? Una mísica rítmica y acompasada: tu ritmo cardíaco y el propio, y también oye tu voz, por eso al nacer se tranquiliza si lo recostás sobre tu pecho y le hablás.

Cada bebé es diferente en lo que respecta al ritmo de su actividad diaria. A partir del quinto mes, sus movimientos son más diliberados y coordinados y marcarán, más adelante, el desarrollo de la motricidad fina. Dentro del útero puede nadar y jugar con el cordón umbilical, llevar sus dedos a la boca y succionarlos, hacer ejercicio o dormir. Todavia tiene lugar para moverse con comodidad.


3 comentarios

  1. Hola, un gusto visitar tu página, me encantó la nota pero sobre todo el enfoque de tu blog, desde el punto de vista de la independencia de las mujeres, y sobre todo en este momento tan importante de la vida de cada una de nosotras, saludos!

  2.   mafer dijo

    muy buenos cuidados deverian dejar algunos mas especificos me encuentro haciendo un rotafolio sobre los cuidados los que se enucentran en esta pagina son muy buenos pero insisto deverian haver mas especificos gracias

  3.   Soledad dijo

    Hola Mafer, para consejos más especificos, hemos creado un nuevo blog llamado http://www.madreshoy.com
    Visitala y encontrarás consejos más especificos sobre el embarazo y la maternidad.

    Saludos y lee MujeresconEstilo.com y MadresHoy.com

Deja un comentario