Crema de espárragos trigueros con virutas de jamón

Crema de espárragosSe acerca la primavera y con ella, la temporada de espárragos. Hoy te presentamos una rica crema de espárragos trigueros con virutas de jamón, para que puedas degustar este alimento de una forma distinta. Para los pocos ingredientes que lleva, es una crema de verduras muy sabrosa, a la par de sencilla.

Los espárragos verdes trigueros están dotados de infinidad de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Es un alimento antioxidante y diurético, lo cual viene fenomenal para cuidar la línea y para las personas que lleven una dieta de adelgazamiento. Y justamente en esta receta, no hemos usado ni mantequilla ni nata, convirtiéndose en una crema más ligera.

Ingredientes:

  • 400 gr. de espárragos trigueros.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 patata.
  • 1/2 litro de agua.
  • 1/2 vaso de leche.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Preparación de la crema de espárragos:

Lavamos los espárragos, retiramos sus partes duras (las partes inferiores y blanquecinas opuestas a las yemas) y los troceamos. También pelamos y cortamos la cebolla y la patata en trozos medianos.

Calentamos un poco de aceite de oliva en una cacerola a fuego medio. Añadimos las tres verduras anteriores y las rehogamos durante unos minutos. Incorporamos el agua y cocemos hasta que esté todo tierno.

Retiramos la cacerola del fuego y trituramos con la batidora de mano, con el caldo que quede dentro incluido, hasta conseguir un suave puré.

Volvemos a colocar la crema en el fuego e incorporamos la leche. Salpimentamos al gusto, mezclamos y calentamos un poco más para servir la crema bien caliente.

Preparación de las virutas de jamón:

Esta es la parte más sencilla de todas. Tan sólo tenemos que calentar un poco de aceite de oliva en una sartén y agregar el jamón serrano. Salteamos hasta que adquiera un color oscuro y ya tendremos listas nuestras virutas de jamón crujiente, para adornar nuestra crema.

Por otro lado, si prefieres un acompañamiento vegetal y más saludable, puedes reservar unas yemas de espárragos, como unas 15 o 20, para saltearlas en una sartén. También puedes cocerlas si lo prefieres. De hecho, este plato suele presentarse de esta manera, y es además un acompañamiento ideal.

 


Deja un comentario