¿Cómo vestir al bebé?

v6_d_1895.jpgMuy a menudo los padres piensan que no serán capaces de vestir a un ser tan pequeño y frágil. Pero esta tarea no resultará difícil con un poco de práctica y las prendas adecuadas.

Por una parte los bebés no son tan excesivamente frágiles como aparentan, aunque deben manejarlo con sumo cuidado cuando sea recién nacido. Y como en invierno no les gusta sentir el contacto con las prendas frías, deberán calentar su ropita un poco sobre una fuente de calor antes de que se la pongan.

Qué sean prendas cómodas

Para que no tropiecen con dificultades, la ropa de su pequeño deberá tener el mínimo de adornos. Las mangas deberán ser un poco amplias, para poder introducir los brazos fácilmente , al ponérselas se fruncirán para que la manita del pequeño entre bien.

Las prendas más cómodas para vestir a su pequeño serán las que se abran completamente por la entrepierna, ya que facilitarán el cambio de pañal sin que tengan que desvestirlo en su totalidad. Los cuellos de los trajecitos y peleles deberán ser un poco amplios para que su cabecita entre sin dificultades. No son recomendables los jerséis de angora o lana con demasiado pelo, pues el bebé podría atragantarse.

Una mano por aquí y otra por allá

A la hora de vestir a su pequeño, deberán ponerle primero el pañal y el calzoncito cubrepañales. Después, la camisita: primero una manga, luego la otra, frunciéndolas un poco al introducir en ellas sus bracitos. El cierre de las camisitas suele ser trasero, bien con cintas, un par de botones o cinta tipo velero. Deberán girar al bebé hacia un lado, mientras con una mano lo sujetan con la otra le abrochan. También pueden colocar al bebé de espaldas para realizar esta operación. Si lo visten con un body, lo deberán sujetar de la cabeza con una mano mientras con la otra le introducen la prenda. A continuación le pondrán el pelele o el trajecito de dos piezas; primero la parte de arriba , sujetando la cabecita del bebé y luego el pantalón.

El cuidado de sus prendas

Cuando adquieran una prenda para su pequeño siempre deben fijarse en las instrucciones para su lavado, como sucede con la de los adultos. Pero si se trata de un pequeño recién nacido, deberán de tomar, además, algunas precauciones. No deben olvidar que su piel es muy delicada, por tanto, no pueden utilizarse productos blanqueadores como la lejía, que podrían dañar la piel de su pequeño.

También deberán cambiar al bebé tantas veces como sea necesario, nunca deben dejarlo mucho tiempo con la ropa o el pañal húmedo, pues esto podría producirle dermatitis del pañal (erupción cutánea con granitos rojos, que suele resultar muy
molesta para el pequeño).

Su ropita cuidada, él tranquilo

La piel de su bebé agradecerá el cuidado de sus prendas. Cuando laven su ropa, no la mezclen con la de ustedes. Es conveniente que laven sus prendas con un jabón para ropa delicada (también hay un jabón especial para la ropa de bebé). En el lavado a mano, pueden utilizar el jabón de coco, que además de económico es muy suave.

Ya les hemos mencionado que no es conveniente añadir sustancias blanqueadoras, pues estos productos irritan la piel. Para limpiar bien los restos de heces de un pañal de algodón, se recomienda lavarlo primero con jabón de coco, añadiendo vinagre en el agua del último aclarado (con una cucharada de vinagre por cada litro de agua). Así quedará limpio y no irritará la piel de su pequeño.


Categorías

Madres, Moda

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   luna dijo

    que bien

Deja un comentario