¿Cómo seguir una dieta?

Estar a dietaSi ya comenzaste una dieta sabrás que hay días, o mejor dicho, momentos en los que te comerías todo lo que hay (y por supuesto, no en tu hogar). Los manjares más ricos no están asociados a una dieta, por eso si estás en este momento haciendo dieta, te ayudaré con algunos consejos para seguirla y no morir en el intento.

  • La hidratación es fundamental para mantener la sensación de saciedad. Para eso debes consumir suficiente agua cada día. Lo ideal es alrededor de 2 litros pero un truco que puede ser de bastante ayuda es que mezcles el contenido de una botella de agua mineral con el zumo de un limón. Además de la hidratación que te aportará el agua, eliminarás toxinas de tu organismo de forma natural.
  • Respeta casi religiosamente el desayuno cotidiano. Si te salteas esta comida, el apetito te invadirá mucho antes de lo previsto. Lo que puedo recomendarte es un desayuno liviano: té, tostadas, alguna mermelada light. Aprovecha la ocasión para nutrir tu organismo con el zumo de alguna fruta (no agregues azúcar).

  • No es casual que el fin del apetito llegue con la ingesta de alimentos ricos en grasas. Para lograrlo sin aumentar de peso, incluye en tu dieta proteínas magras que puedes obtener de huevos, jamón, queso, yogurt descremado. No olvides las fibras (de cereales integrales) y las vitaminas de las frutas frescas.
  • Comienza cada comida con una abundante ensalada de hojas frescas. Lograrás saciar tu apetito, comerás menos luego, y no aportarás calorías a tu ingesta diaria. Un truco: las endibias son abundantes y te obligan a masticar, esto es fundamental para que sientas disminuir el hambre. No agregues aceites ni condimentos. Otra opción es beber una sopa light antes de comer.
  • Si el hambre te ataca repentinamente, la mejor opción es comer una manzana fresca. Esta fruta es rica en pectina que aporta una gran sensación de saciedad.
  • Finalmente, no descuides tus ejercicios diarios. No es preciso que asistas obligadamente a un gimnasio. Recuerda que media hora de caminata diaria cubren tus necesidades de ejercitación, quemas calorías y te mantienen vitales las articulaciones y músculos.

Una dieta no debiera ser un sacrificio, pues los objetivos finales, se suponen, son más importantes. Sin embargo, siguiendo estos consejos puede convertirse en una experiencia más fácil de sobrellevar.

Vía: Blog Belleza


Categorías

Nutrición

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Lili dijo

    Se dice que cuando comenzamos una dieta, ps tenemos que disminuir calorias ingeridas, bien, lo uqe lei y me parece muy logico, es que nuestro organismo empieza a “acostumbrase” a que ingerimos menos calorias y asi mismo el va quemando menos. Entonces el cuento esta en que os primeros dias, bien adelgazamos un poco pero, luego, cuando el organismo se acople????

  2.   Monica dijo

    BUENÍSIMO, ES UNA EXCELENTE AYUDA PARA MI. dIOS LOS BENDIGA.

Deja un comentario