Cómo cumplir los propósitos de belleza de este año

Hacer deporte

Cada año lo mismo, y es que comenzamos los primeros días de enero llenos de propósitos y con ganas de comernos el mundo, pero al poco tiempo todo flaquea y vamos dejando todo a un lado para volver a la rutina. Hay formas de conseguir nuestros propósitos y conseguir una mayor motivación. Así que toma nota de algunos de estos trucos para conseguirlo.

Si eres de las que cada año se marca propósitos de belleza que deja a los dos días, es bueno que te replantees la forma de hacerlo. Puede que pierdas motivación fácilmente porque no enfocas bien la forma de hacer las cosas, y es que no todos tenemos las mismas motivaciones o la misma fuerza de voluntad.

Haz un calendario

Propósitos de Año nuevo

Si hay algo que se nos escapa de las manos cuando nos motivamos a hacer algo es la organización. Si nos organizamos mal terminaremos dejando a un lado lo que debemos hacer, y por ello es bueno ponernos horarios y un calendario de logros. Lo más habitual es querer bajar esos kilos de más acumulando en los excesos navideños, así que podemos plantearnos metas que sean realistas. Así veremos si vamos consiguiendo los resultados.

Además, si hacemos un calendario con dietas y rutinas, nos será más fácil no saltarnoslo por vagancia. Tendremos las dietas ideadas para cada día, y también unas rutinas sencillas de ejercicio para poder ponernos en forma. Si lo llevamos todo con orden será más fácil y haciendo nuestros logros poco a poco. Es más fácil poner en un calendario que vamos a ir adelgazando medio kilo por semana que plantearnos a largo plazo bajar cinco kilos. Suena más lejano y por lo tanto menos probable, y eso nos desmotiva a la larga.

Establece rutinas

Nuevos propósitos

Las rutinas al parecer se van adquiriendo a los 21 días. Esto quiere decir que si empiezas, para febrero ya podrás tener establecidas algunas rutinas en tu vida. Desde realizar esas rutinas de belleza diarias que son necesarias a hacer una rutina de ejercicio cada día, aunque sea caminar solamente. Al principio puede resultar algo difícil, ya que una rutina se establece a lo largo del tiempo, pero cuando lo tengamos hecho durante un mes, seguro que nos resultará difícil no hacerlo.

Hay muchas rutinas de belleza que podemos incorporar a nuestra vida y que son imprescindibles, como la de desmaquillarnos. Lavar el rostro cada mañana y aplicar la crema. Aplicar también la crema de noche. Utilizar anticelulítico a diario en las zonas difíciles. Evitar los dulces y comer más sano. Todas estas cosas parecen muy difíciles de cumplir, pero si las hacemos cada día, comenzaremos a vivir un estilo de vida mucho más sano casi sin darnos cuenta.

Ve poco a poco

Esto también es muy importante a la hora de cumplir objetivos de belleza. Y es que hay que ir poco a poco pero sin pausa. No podemos pretender ponernos en forma en dos días, ya que solo conseguiremos muchas agujetas y pocas ganas de volver a intentarlo. Debes comenzar con alguien que conozca el tema, como un entrenador personal, o buscar información para descubrir cuál puede ser el mejor tipo de deporte para ti. A partir de ahí debemos ir poco a poco, y para esto nos servirá lo que hemos dicho antes. El establecer una rutina y el crear un calendario con pequeños logros que en conjunto serán muy grandes. Y es que para cambiar debemos comenzar poco a poco, pero no dejarlo, ese es el secreto de los que logran realizar esos propósitos de belleza con los que comenzamos cada año. ¿Este año los vas a lograr?


Deja un comentario