Cocina Anti- Calorías

Hoy veremos como transformar tu heladera y alacena en espacios saludables y nutritivos para ti y toda tu familia. Los siguientes alimentos que te comentare, son los que deberías poner a tus recetas diarias, en lugar de otros, de los que habría que evitar –o reducir mucho-su consumo. Vayamos al mercado!

comidassaludables.jpg

  • Imprescindibles: frutas, verduras, pescados, lácteos descremados, cereales sin azúcar, pickles, queso Port Salut con bajo porcentaje de grasa, aceite de oliva, girasol, soja, maíz.
  • Evitables: manteca, carnes rojas, lácteos enteros, quesos duros, fiambres, productos enlatados, snacks, galletas dulces y saladas.

Elimina las grasas trans: Estas se encuentran ocultas en muchísimos productos industrializados: galletas y panificados, lácteos, golosinas, etc. Su función es aumentar la vida útil de los productos. A través de un proceso de hidrogenación, los aceites vegetales utilizados para la elaboración se vuelven en grasa sólidas que quedan protegidas de la oxidación.

Se llaman “grasas ocultas” porque no suelen estar indicadas con estos nombres en las etiquetas de los productos; si en ellas figuran las leyendas “aceite vegetal hidrogenado”, es que están presentes. Su mayor contraindicación es que elevan el riesgo cardiovascular, porque son sumamente nocivas para el corazón y las arterias.Aproveche las frutas de temporada: Compre dos o tres variedades de frutas de estación y téngalas en un lugar visible, en la heladera o en algun lado de la cocina que esten bien a mano. Recuerde que los médicos recomiendan comer 2 o3 piezas de frutas chicas al día (y que una de ellas sea un cítrico); una dieta rica en frutas y verduras ayuda a controlar el peso y a prevenir enfermedades cardiacas, así como la hipertensión arterial y la diabetes.

Coma las frutas como colaciones y no como postre para no recargar más el trabajo de digestión que realiza el estomago, cómalas con piel para aprovechar las fibras que hay en las cáscaras comestibles.

Establezca un lugar fijo para comer. Ni la cama, ni el sillón frente a la TV, ni frente a la mesada: es necesario fijar un espacio para sentarse tranquilo a comer y no hacerlo en otros lugares de la casa. Ello evitará llevarse comida de paseo a cada ambiente donde planee quedarse un rato. Tampoco coma mientras trabaja en la computadora y trate de no picotear mientras cocina. En todos estos lugares, es mucho más fácil comer demas, ya que no se lleva un control de las porciones.

Los alimentos refinados por los integrales: Si el pan, el arroz, las pastas y los cereales son integrales, aporta más fibras, ácido fólico, minerales, vitaminas y fitoquímicos.

Atención: que sean oscuros no quiere decir que sean integrales. Hay que leer en las etiquetas si tienen granos enteros de trigo o de centeno.

Cocine comidas sanas en cantidad de más y congele las porciones sobrantes para los días siguientes. Cocinar una vez para varios días servirá para tener la comida casi lista al llegar a casa, lo cual posibilitara comer sano, sin recurrir al delivery. Antes de congelar las preparaciones, divídalas en porciones para poder descongelar solo la cantidad para una comida.

Te puede interesar

Deja un comentario